Tokyo, capital de emoticones

tokyo-akiahabara

Tokyo, capital de emoticones

La ciudad de por sí se vende sola. Es simplemente increíble todo lo que tiene para ofrecer en todos los aspectos imaginables. Todo lo que escucharon acerca de la precisión japonesa tiene su máxima expresión acá.

En primer lugar, el sistema de transporte (principalmente el metro, que conecta absolutamente todos los puntos de la ciudad) funciona a la perfección. Si bien es una ciudad superpoblada (cerca de 14 millones de habitantes), no existe colapso alguno de los medios de transporte. No sólo porque tienen una frecuencia altísima, sino porque la gente es tremendamente educada y se respetan todas las señalizaciones habidas y por haber.

Una amiga que nos hicimos en el metro.

Hay además, una gran distribución de distintos atractivos que van desde un templo antiquísimo (Sensō-ji) ubicado en una de las zonas más tradicionales de Tokyo hasta el epicentro comercial (y toda una experiencia visual) como es el barrio de Shibuya, donde encontrarán el famoso quíntuple cruce (Shibuya Crossing).

Por otro lado está el barrio de Akihabara, famosísimo por ser una gran zona comercial dedicada exclusivamente al comercio de productos electrónicos. Allí verán literalmente edificios con todos sus pisos dedicados a distintos productos.
Por otro lado verán el distrito de Ginza, con todas las primerísimas marcas de todo el mundo concentradas en varias cuadras. Lógicamente no compré nada, pero es un deleite para la vista (aunque sea momentánea ).

El resto de los barrios se descubren solos. Depende de la cantidad de días, determinarán que es lo que quieren ver. En nuestro caso, nos alojamos en el barrio de Taito-ku, en Andon Ryokan. La elección se definió por precio y por barrio. La habitación salía aproximadamente 50 USD por noche (no es barato, claramente) con baño compartido. La ducha de todas maneras era individual, así que era pseudo-privada. La ventaja de parar acá, según mi criterio, era la ubicación. Es un barrio súper tranquilo, seguro (es un país que de todas maneras es hiper seguro), a dos estaciones de la conexión de subte más importante (Ueno) y muy cerca de la zona de templos. La realidad es que hay miles de alojamientos en Tokyo, así que elijan su propia aventura.

Imperdibles

Sensō-ji: Es el templo budista más antiguo y es un must de Tokyo.Los alrededores del barrio donde está ubicado no tienen desperdicio. El templo es sencillamente increíble!
Justo a continuación del templo, verán el mercado de Nakamise (justo pasando el famoso gate del templo). Es ideal para comprar algún que otro souvenir y para deleitarse con algunas de las clásicas golosinas japonesas. Tengan en cuenta que para el paladar argento, estos snacks distan de ser manjares azucarados.

templo sensoji

Imperial Palace & East Garden: Es la residencia del emperador de Japón, pero olvídense de verlo de cerca a no ser que estén en Tokyo el 23 de diciembre (es el cumpleaños del emperador) o el 2 de enero (año nuevo). Lo que si se encuentra abierto al público son los jardines.

Tokyo Imperial East Garden

Shibuya Crossing: Para confirmar la cantidad de gente que vive en este país (y en esta ciudad) no hace falta más que pasearse un rato por este famoso punto neurálgico. La intersección más famosa de la ciudad cuenta con cinco cruces y con cientos de personas cruzando simultáneamente. Además de la obviedad de recorrer cada punto, pueden subir al primer piso del Starbucks ubicado en una de las esquinas para filmar, sacar unas buenas fotos o simplemente mirar como de la nada, empiezan a caminar todos como hormigas una vez que el semáforo se pone en rojo.

Si están con hambre de consumo, en el radio de esta esquina encontrarán todas las grandes marcas de indumentaria y bares para hidratarse con una buena cerveza japonesa y descansar unos minutos antes de volver al hotel. Mi recomendación: ir entrada la tarde, para ver el espectáculo luminario led que ofrecen todos los carteles.

Tsukiji Market: Imperdible de Tokyo, sobre todo si son fanáticos del sushi! El mercado abre súper temprano (4:30 AM) así que es una gran opción para los recién llegados que andan merodeando como zombies producto del jet-lag. Es básicamente el epicentro de distribución de la pesca del día a todos los locales de la ciudad. Podrán ver todo el espectáculo de corte de pescados. Vegetarianos y veganos, abstenerse.

Fish Market Tokyo

Para los que no les interesa tanto esa parte, pueden ir de todas maneras al mercado más tarde (durante la mañana) ya que además de toda la flora y fauna marina en exposición, podrán encontrar otro sector lleno de frutas y verduras increíbles que pueden comprar directamente allí. Además, en otro sector del predio hay restaurantes miniatura donde encontrarán colas eternas (la espera puede llegar a ser de una hora y media ya que hay pocas mesas) en donde se encuentra lo que muchos consideran, el mejor sushi del mundo.

Ginza: El barrio de Ginza es el epicentro de todas las grandes marcas del mundo. Es conocido también como el barro fashionista de Tokyo y resulta un deleite para la vista, no así para la billetera.

Akihabara: Si lo que buscan es comprar tecnología, éste es el barrio donde encontrarán todo. Hay literalmente edificios enteros repletos de todos los artículos del género distribuidos por piso.

Hama Rikyu Gardens: Bien al lado del Tsukiji Market se encuentra esta joya imperdible que les va a dar el primer indicio de lo fantástico que pueden ser los jardines japoneses. Si bien está rodeado de edificios y de autopistas, una vez dentro verán que el lugar pareciera estar teletransportado a otra ubicación!

Tea Garden Japon

Además de las largas caminatas rodeadas de flores, lagos y puentes sencillamente encantadores, encontrarán una casa de té muy conocida en donde podrán pedir (por una módica suma) el famoso y original té matcha acompañado de bocaditos clásicos japoneses.

Matcha Tea

Tokyo Sky Tree: Sin dudas representa una de las atracciones modernas de Tokyo y es la torre más alta que encontrarán en la cuidad (634 metros). En días muy claros y despejados, se puede ver el monte Fuji desde allí. En la base, encontrarán múltiples locales de varias marcas y un food court.

Tokyo Tower: Es conocida como la “Torre Eiffel de Japón”. Como imaginarán, su construcción estuvo basada en el diseño del ícono de París, pero solamente servía a fines de telecomunicaciones. Así como el Tokyo Sky Tree, ésta torre cuenta con observatorios que ofrecen unas vistas imperdibles de la ciudad.

Sumo: No es necesariamente Tokyo la única ciudad donde pueden tener la suerte de ver los torneos ya que, depende la época del año, se van moviendo de locación. En Tokyo, se realiza durante los meses de enero, mayo y septiembre.

Sumo en Tokyo

Ojo, porque las entradas salen a la venta recién un mes antes del comienzo del torneo (que dura 15 días solamente). En mi caso, las compré en buysumotickets.com, una página muy recomendada.

Todas las dudas las pueden consultar por allí. Está la vista del “estadio” con las diferentes ubicaciones y sus respectivos precios. Me atendió Jeff que respondió a todas mis consultas y nos envió el formulario de pago por Paypall. Le pueden consultar a través de la página o directamente al mail sales@buysumotickets.com.

Hay varias opciones para retirar los tickets comprados online, pero en mi caso lo hice en un 7-Eleven, ya que era sin costo y además aplicaba a absolutamente TODOS los 7-Eleven del país. Esto lo pueden hacer inclusive el mismo día del torneo, lo cual es ideal para no andar cargando los tickets durante todo el viaje evitando perderlos.

Park Hyatt Tokyo: Para los cinéfilos, el bar de este hotel ubicado en el distrito de Shinjuku, fue donde se filmó parte de la famosa película Perdidos en Tokyo (Lost in Translation).

LEAVE A COMMENT

16 − 6 =

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar